Pasaron frío, hambre, angustia y sobrevivieron gracias a la bondad de gente caritativa, como el Comité de Damas de la Región Ica que les proporcionó alimentos, hasta que finalmente esta mañana emprendieron retorno a casa.

Son los ciudadanos naturales del Cusco quienes fueron embarcados por el gobernador, Ing. Javier Gallegos Barrientos, en un primer bus y en instantes partirán en un segundo bus.

La Dirección Regional de Salud, a través de los equipos de respuesta rápida de la Red de Salud Ica, se encargó de aplicarles las pruebas rápidas, las cuales resultaron negativo, siendo aprobado su traslado por el Gobierno Regional del Cusco. Si no hay inconvenientes, en 15 horas deberán estar de retorno en casa.