La Contraloría General identificó que el Centro de Vacunación contra la Covid-19, localizado en la institución educativa Andrés Avelino Cáceres, bajo la supervisión de la Dirección Regional de Salud (Diresa) Ica, no cuenta con accesos apropiados, como rampas, gradas, escaleras, para que los adultos mayores de 80 años puedan acceder de manera segura a su vacunación, lo que pone en riesgo la seguridad e integridad de las personas.

Mediante el Hito de Control N° 10500-2021-CG/GRIC-SCC, la Contraloría también advirtió que los adultos mayores no pueden hacer uso de la puerta posterior de la institución educativa debido a que tiene una pendiente alta que dificulta su uso y adicionalmente en los exteriores de la institución se viene realizando mantenimiento de la vía, lo que puede afectar la integridad física de las personas que transitan en el lugar.

A esto se suma que el proceso de eliminación de residuos sólidos no se enmarca en los lineamientos y normas técnicas de salud, debido a la ausencia de vehículos contenedores, recipientes para la colocación de desperdicios y el personal idóneo para el recojo de los desechos, poniendo en riesgo la salud de las personas y consecuente propagación de enfermedades.

Otro hecho advertido está referido a que la Dirección Regional de Salud no ha actualizado su plan regional de vacunación contra la Covid-19, la cual incluye planificación, organización, ejecución y evaluación de la vacuna contra el coronavirus. De no realizarse pondría en riesgo el cumplimiento de los objetivos de la organización.

Los resultados del control simultáneo fueron comunicados a la entidad para que adopten las acciones preventivas y correctivas que correspondan, en el marco de sus competencias y obligaciones en la gestión institucional con el objeto de asegurar la continuidad del proceso de vacunación frente al coronavirus.

La Contraloría está comprometida en salvaguardar el buen y correcto uso de recursos públicos para menguar los efectos que viene dejando el coronavirus en nuestro país.