Las personas que incumplan la inmovilización social obligatoria los domingos serán detenidas y recibirán multas económicas, informó hoy el ministro del Interior, Jorge Montoya, quien exhortó a la población a cumplir las restricciones y las medidas dispuestas en prevención del coronavirus. Vea aquí la galería fotográfica

Durante una visita a la División de Emergencia de la Policía Nacional del Perú (PNP), detalló que las multas contra quienes vulneren las restricciones oscilan entre los 86 y los 430 soles, montos equivalentes al 2% y 10% de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT).

“En caso se encuentren vehículos transitando (en el horario de restricción), la multa será más fuerte para aquellos que no cuenten con autorización. Esta alcanza los 6,250 soles (…). También están prohibidas las reuniones familiares, no sólo los domingos, sino todos los días”, remarcó.

También recalcó que el derecho a inviolabilidad del domicilio se encuentra restringido, de manera que los agentes de la Policía están facultados por ley para ingresar, incluso por la fuerza, a aquellas viviendas donde se detecte aglomeración de personas o reuniones de carácter familiar y social.
A esto se suma la posibilidad de detener a los infractores y conducirlos a las comisarías correspondientes, sin que ello implique exonerarlos del pago de la multa respectiva.

Con firmeza pero sin abusos

Montoya subrayó, además, que el personal policial redoblará sus esfuerzos para intensificar los operativos destinados a garantizar el estricto cumplimiento de las normas establecidas por el Gobierno y, en ese contexto, se actuará con energía y firmeza, pero sin incurrir en abusos.
“Vamos a actuar con energía, pero, como ya me escucharon, sin abusar”, indicó el ministro.
La labor policial implicará la salida de “todos los efectivos que sean necesarios” y contará con el apoyo de las Fuerzas Armadas, mencionó.

Al expresar su saludo a los efectivos que integran la División de Emergencia de la PNP, Montoya destacó el trabajo de todos los policías del país para controlar la expansión del coronavirus, y los exhortó a seguir trabajando en dicha misión con profesionalismo, valentía y vocación de servicio.
“El trabajo de nuestra Policía no empieza a partir de este domingo. Lo ha venido haciendo desde el 16 de marzo, cuando empezó la pandemia. Hemos rescatado lo mejor de todo lo aprendido y seguiremos trabajando a nivel nacional para proteger a nuestros compatriotas”, refirió.
Bajo esa premisa, el titular del Interior extendió su exhortación a la ciudadanía para acatar las restricciones y a mantener las acciones para evitar contagios, como el uso de mascarilla, el lavado de manos y la distancia social. “Cumplamos y no habrá ningún problema”, subrayó.