POR AUGUSTO BLAS

Achatar la curva, darle el segundo martillazo, términos utilizados por el Presidente en su exposición para explicar el camino que adoptamos con el fin de combatir al enemigo oculto.

Como todas las naciones del mundo teníamos dos caminos a seguir. Uno de ellos dejar que la epidemia siga su curso natural, con las consecuencias fatales que eso significaba o “Aplanar la Curva” cuya medida principal era el aislamiento social.

DEJAR QUE LA ENFERMEDAD SIGA SU CURSO

Era una opción suicida, el número de contagios aumentaría explosivamente, luego tocaba un pico y empezaba a caer, pero en la simulación que se hizo para Perú se preveía un aproximado de 8.5 millones casos activos, hacia el 6 de mayo y de ahí empezaba a caer la curva .

El país habría alcanzado la inmunidad de grupo, pero aproximadamente 28 millones hubiesen contraído la enfermedad. Ante este panorama lógicamente los sistemas de salud habrían colapsado y el número de muertos se estimaba entre 280,000 y 420,000. Un escenario apocalíptico e inviable. Ningún país dejaría que eso ocurra. Estados Unidos y Reino Unido lo intentaron con el fin de hacer prevalecer la economía frente a la persona y la salud. Al final han retrocedido pero parece que ya es muy tarde.

APLANAR LA CURVA, CON MEDIDAS DE SUPRESIÓN

En este camino se requieren acciones mitigantes, como aislamiento de infectados, cuarentenas de sus familias y distanciamiento social. Se busca reducir así el número básico de reproducción (RO) que mide la cantidad de personas que contagia una persona infectada. Se reducirá RO, disminuyendo básicamente las oportunidades de contagio y la probabilidad de transmisión. De esta manera se busca que haya menos infectados y que se espacien en el tiempo, acomodándose a las capacidades del sistema de salud.

Perú entonces a optado por la medida más viable a corto plazo que es ” suprimir” la enfermedad. Buscarla pararlo en seco. Pero no será el único sacrificio de la población ;en los próximos meses es probable que haya cuarentenas periódicas para amplios segmentos de la población, sobre todo en acciones coordinadas con otros países para evitar futuros brotes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí