El presidente de la República, Pedro Castillo, ha tenido una fuerte caída en aprobación de 35%, siete puntos menos que octubre, cuando tenía 42%.

En ese sentido, la desaprobación del mandatario aumentó nueve puntos pasando de 48% a 57%, siendo Lima con mayor rechazo (69%) frente a otras regiones que alcanzó un promedio de 50%.

En el caso de la capital, la desaprobación aumentó unos 11 puntos frente a la encuesta de octubre, revelando que el ámbito regional urbano tiene la mayor tasa de rechazo pasando de 44% a 56% de desaprobación.

En el caso del ámbito región rural, Castillo pasó de 29% a 36% de rechazo. El aumento se dio en la región centro y oriente del territorio nacional.

Finalmente, IPSOS detalló que el espacio rural del interior del país, núcleo fuerte de Pedro Castillo, ha tenido una caída considerable bajando su aprobación de 62% en octubre a 51% en noviembre. Un porcentaje menor que la desaprobación.