A estas alturas, mediados de marzo, no cabe duda que el coronavirus se ha vuelto pandémico.  Se ha generalizado una histeria colectiva en relación al COVID-19, incluso desde que no existía ningún caso positivo en el Perú. Hoy superan la decena de casos y se ha despertado un histerismo innecesario en vez de fomentar calma y no pánico. 

El mismo presidente Martín Vizcarra salió junto a la ministra de Salud en conferencia de prensa ante el brote del primer caso, cuando la verdadera pandemia ya estaba cobrando vidas en el Perú. El dengue. Hasta el momento son más de 20 muertos.


¿Qué tan preparados están los hospitales del Perú, ante el temible coronavirus o cualquier otra pandemia que amenace con instalarse en Perú?


A finales del 2019 la Contraloría realizó un operativo en los hospitales, los resultados lamentables muestran la radiografía del sistema de Salud, en emergencia.


El desabastecimiento de medicamentos; falta de servicios básicos; establecimientos hacinados; carentes de equipos para atender emergencias; con pacientes que duermen en sillas de ruedas y en los pasillos; casos de negligencia médica; abandono de puestos de médicos; falta de especialistas y de equipos necesarios; entre otros, fue el resultado.  


Estas falencias son el pan de cada día en los nosocomios. En esas condiciones sale una ministra de Estado a decir que; “los hospitales están preparados”. No pueden engañarnos, es fácil decirlo cuando nunca se ha pisado un hospital público.


Ante esta situación adversa, se debió trabajar con mayor énfasis en la prevención y evitar su propagación o al menos estar equipados para controlarla, considerando que el MEF destina presupuesto para ese primer filtro de prevención.


Cuál es el plan de contingencia que presenta el país. No tenemos los hospitales abastecidos y preparados, no estamos en capacidad de responder ante virus y pandemias que desde hace mucho están matándonos. El coronavirus, es una más de las pandemias que nos atacan, incluso menos letal que otras que nos matan porque no podemos defendernos como país en Salud pública. 


Recordemos. La pandemia de gripe A (H1N1) se propagó en el 2009, en ese mismo año llegó al Perú y cobró la vida de 268 personas. Allí tampoco estuvimos preparados, la historia es la misma. No hay mejoras en el sistema de salud, contrariamente parece que cada vez está desahuciado.En el 2017, Perú reportó más de 10 mil casos de dengue, chikungunya y zika; peste que silenció muchas vidas mientras el sistema de Salud estuvo débil. 


Sin embargo, la epidemia letal que nos va destripando no tan silenciosa, es la indiferencia y la falta de capacidad de las autoridades para mejorar el sistema de salud. El trabajo articulado entre los tres niveles de gobierno es fundamental.  Para este año 2020, se destinó 18 mil 495 millones para el sector Salud. ¿Cuánto se ha trabajado? ¿cuánto se destinó a los gobiernos locales? Millones de soles que debieron usarse en prevención. 


Resulta irónico que el 2019 se haya denominado “Año de la lucha contra la corrupción e impunidad” y ese año brotó la podredumbre del Sistema Judicial en actos de corrupción deplorables entre los ‘hermanitos’. Este 2020, es denominado “Año de la universalización de la salud” y nos invade pandemias que desde hace mucho están matando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí