Pese a tener comorbilidades, como hipertensión y obesidad, un paciente de 70 años pudo superar la COVID-19 y ya retornó a casa con los suyos. Se trata de don Pablo, vecino de El Agustino, que fue dado de alta del Hospital Emergencia Ate Vitarte tras presentar dificultad respiratoria, dolor de cabeza intenso, fiebre, malestar general y 100 kilos de peso, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

En su caso, las enfermedades preexistentes antes de ser contagiado por el virus, aumentaban el riesgo de mortalidad, pero un oportuno tratamiento brindado por los especialistas de la salud, permitió que abandone el nosocomio el último 3 de setiembre.

Al respecto, la doctora Sayuri Enríquez, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Emergencia Ate Vitarte, sostuvo que la fortaleza del paciente y el trabajo en equipo del personal de salud se impusieron ante la enfermedad, la misma que ya le había provocado al septuagenario una neumonía viral y lo mantuvo postrado durante 13 días.

“Somos un equipo humano que mantiene la fe y esperanza intacta en la batalla contra la COVID-19 y sabemos lo difícil que es esta enfermedad, pero necesitamos que la población siga respetando las medidas sanitarias brindadas por el Gobierno para frenar la propagación del virus y cuidar a los adultos mayores y poblaciones vulnerables”, agregó la especialista.

A su salida de este nosocomio, don Pablo -esposo y padre de 7 hijos- recomendó a la ciudadanía a cuidarse mediante el lavado de manos constantemente, distancimiento físico y uso de mascarilla y protector facial, “solo así evitaremos que más personas caigan ante esta enfermedad”, manifestó.

También expresó su agradecimiento a todos los profesionales de la salud que cuidaron de él durante su estancia hospitalaria. “Quiero agradecerles a los médicos y enfermeros por el compromiso que pusieron en su labor, no solo son muy buenos profesionales, sino también muy buenas personas. Espero que Dios los proteja”, finalizó.