Persistiendo en los trabajos fiscalización y control de la implementación de medidas de bioseguridad y formalización en los establecimientos comerciales de la ciudad, la Municipalidad Provincial de Ica, a cargo de la Alcaldesa Emma Mejía Venegas, a través de la Sub Gerencia de Seguridad Ciudadana y Policía Municipal, en el marco de sus competencias y en su calidad de órgano instructor, clausuró, de manera temporal, dos establecimientos que contravenían a las ordenanzas municipales vigentes.

Se clausuró por un periodo de 30 días, el local comercial de nombre “Policlínico Luis Quito”, ubicado en Prolongación Ayabaca, por ampliar o modificar el giro y/o área del establecimiento, contraviniendo así a la ordenanza 001-2020-MPI, aprobado por el pleno del concejo municipal.

Del mismo modo se clausuró el restaurante de nombre “sabor Criollo”, al evidenciar que el certificado de inspección técnica de seguridad en edificaciones del establecimiento, se encontraba vencido. Este local también fue sancionado por un periodo de 30 días o hasta que se levanten las observaciones planteadas por el equipo técnico municipal.

Complementando esta acción se ejecutó el decomiso de paneles publicitarios que invadían la vía pública, así como la visita a otros establecimientos con giros de funerarias, laboratorios clínicos y afines.
Participaron en esta acción conjunta: Ministerio Público, Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (DESA), Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (DIGEMID), Policía Nacional, Prefectura Regional de Ica y dependencias Municipales como la Sub Gerencia de Defensa Civil acompañados del Regidor Romulo Triveño.

La Municipalidad Provincial de Ica continuará verificando, conjuntamente con las demás autoridades, las condiciones de seguridad y salubridad en los establecimientos comerciales de la ciudad, a fin de garantizar que estas ofrezcan sus servicios, de manera adecuada y en el marco de la formalidad.