Con el propósito de recargar de agua dulce la napa freática del valle de Ica, el gobernador, Ing. Javier Gallegos Barrientos, puso en marcha el plan de derivación de aguas excedentes del río Ica a la zona del parque Golda Meier, en Salas Guadalupe.

La acción fue posible gracias a las gestiones que se realizó con las juntas de regantes, ante las autoridades del ANA, el ALA, el Minagri y otros.

En unos días, el espejo de agua deberá superar en tres veces el tamaño de la laguna Huacachina. Desde la compuerta de derivación, discurren 500 litros por segundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí