La Marina de Guerra del Perú y el INPE anunciaron el inicio de una investigación a Vladimiro Montesinos por unas llamadas telefónicas que habría realizado a personas distintas a las que solicitó en un permiso especial.

A través de un comunicado conjunto, ambas instituciones informaron que han iniciado una investigación para identificar responsabilidades luego de que se difundieran audios de conversaciones que serían del exasesor presidencial.

En el pronunciamiento, se da cuenta de un pedido formal que hizo Vladimiro Montesinos para utilizar el teléfono fijo que se encuentra en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad (CEREC), ubicado en la Base Naval del Callao, para llamar los días 10 y 23 de junio a su pareja, el cual fue aceptado por la institución.

Sin embargo, el pasado jueves se dieron a conocer una serie de audios -a través del excandidato presidencial Fernando Olivera- donde presuntamente se escucha a Montesinos dialogar con un militar en retiro a través de una comunicación telefónica. Según Olivera, Montesinos pretendía coordinar acciones para concretar un presunto fraude en las elecciones.