Habiéndose cumplido una semana de haberse levantado la cuarentena las cifras de infectados en nuestra ciudad de Ica descienden favorablemente. El director regional de Salud de Ica, Marcos Cabrera, señaló que, cumplidos 200 días del estado de emergencia en el Perú, su sector registra alrededor de 150 pacientes hospitalizados cuando en el momento más agudo llegaron a tener cerca de 700.

Cabe mencionar que la estrategia para poder afrontar un posible rebrote consiste en que al primer síntoma que presente un paciente este debe acudir al centro de salud más cercano para que este no evolucione a estadios moderados. El funcionario considera que Ica ya pasó lo peor respecto a la pandemia, pero que eso no implica confiarse.

Hoy en día se cuentan con 400 camas libres para hospitalización con oxigeno cada una. En Ica se ha logrado reducir al menos cinco veces el impacto del virus que hubiera podido ser mucho mayor, pero con el apoyo en conjunto de médicos y el gobierno regional esto ha podido controlarse y no entrar en colapso como vino sucediendo en otras partes del Perú.

“Hoy empieza la esperanza para la región Ica. Alguna vez se habló de que la región Ica iba a ser el centro de la pandemia. Pero la población y todos hemos logrado superarlo. No hay que confiarse, no hay que bajar la guardia. Nuestros ancianos tienen que quedarse en casa y los jóvenes tienen que salir a trabajar. Ica es una región agroexportadora y tenemos que trabajar”, manifestó el Director Regional de Salud de Ica, Marcos Cabrera.