Gracias al esfuerzo que realiza nuestro equipo de profesionales, que vienen dando su vida por nuestra población, es así, que el 12 de mayo aproximadamente a las 11:00 pm, nació por cesárea el segundo bebé prematuro extremo con edad gestacional de 30 semanas y con 800 gramos de peso, cuya madre fue referida de Laramate y dio positivo a la prueba de COVID 19.

Para ello nuestro equipo de médicos, enfermeras y personal asistencial, realizó una doble proeza: primero permitir que el bebé nazca sin ser contagiado gracias a todos los protocolos de bioseguridad y luego superar la situación de prematuridad por los cuidados especializados, siendo trasladado a la Unidad de Cuidados Neonatales para su control y recuperación respectiva.

Por su parte el Dr. Renán Ríos Villagómez, agradeció el compromiso del equipo de profesionales que día a día vienen dando su vida por nuestra población, su trabajo es admirable, que Dios los bendiga y guíe su camino para seguir salvando muchas vidas.