A pocas semanas para su reapertura al turismo, la expectativa de los visitantes nacionales y extranjeros para conocer por primera vez o retornar a Machu Picchu crece cada día. Y muestra de ello es la enorme repercusión que tuvo en la prensa internacional la reciente presencia de un turista japonés en la ciudadela inca, la primera desde marzo cuando se suspendieron las visitas debido a la pandemia del covid-19.

Jesse Katayama, de 26 años de edad, quien había llegado a mediados de marzo a Cusco para cumplir su sueño de conocer una de las siete nuevas maravillas del planeta, fue sorprendido por las restricciones de la emergencia sanitaria, entre ellas la suspensión de las visitas a los destinos turísticos para evitar el contagio del nuevo coronavirus.

Tras permanecer varado siete meses en el distrito de Machu Picchu Pueblo, ubicado en las faldas de la montaña en cuya cima se encuentra la joya turística del Perú, Katayama consiguió un permiso especial para ingresar y recorrer la cautivante urbe pétrea, declarada en 1983 Patrimonio de la Humanidad, gracias a la gestión realizada entre el Ministerio de Cultura, la Dircetur y la Municipalidad Distrital de Machu Picchu.

Conocido este suceso, gracias a las imágenes e impresiones que compartió el propio Jesse Katayama en sus redes sociales, la prensa internacional no tardó en convertirla en una de sus noticias más importantes.

Importantes agencias de noticias como Reuters dieron cuenta de esta noticia así: “Perú abrió las ruinas de Machu Picchu para un solo turista japonés después de esperar casi siete meses para ingresar a la ciudadela inca”. A su vez, la agencia AFP destacó: “Un japonés, primer turista que visita Machu Picchu en siete meses”.

Peru opened the ruins of Machu Picchu for a single Japanese tourist after he waited almost seven months to enter the Incan citadel https://t.co/BW3ieAxpNO pic.twitter.com/n9HWDgEa8d— Reuters (@Reuters) October 13, 2020

Por su parte, BBC News Mundo tituló así: “El japonés que esperó 7 meses para ver Machu Picchu y le permitieron entrar solo”. Y la agencia EFE informó: “Esperó siete meses en Perú: Turista japonés es el primero en entrar a Machu Picchu desde el inicio de la pandemia”.

The New York Times tituló: “Después de 7 meses de espera, este turista consiguió Machu Picchu solo para él”.

Mientras que CNN en español destacó el hecho con el siguiente titular “Perú abre Machu Picchu para un solo turista tras siete meses de espera”. Por su parte, Infobae tituló: “Un japonés, primer turista que visita Machu Picchu tras estar varado siete meses”.

En tanto, la Voz de América destacó la noticia así: “Perú abre Machu Picchu sólo para un turista japonés, tras casi siete meses de espera por la pandemia”. 

Otros medios de comunicación extranjeros como Clarín tituló: “Un turista varado en Perú desde marzo tuvo su recompensa: abrieron Machu Picchu solo para él”; en tanto que El País destacó: “Perú abrió Machu Picchu para un solo turista”; y Ecuavisa resaltó “El japonés que esperó siete meses para ver Machu Picchu”.

Según adelantó el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, Machu Picchu, el ícono turístico de Perú, reanudará sus visitas en noviembre, una vez se verifiquen la implementación de los protocolos de bioseguridad que garanticen la seguridad y salud de los visitantes. En los próximos días se debe conocer la fecha exacta de su reapertura.

De acuerdo a lo adelantado por las autoridades, el proceso de reapertura de Machu Picchu se hará en tres fases: en la primera solo se permitirá el ingreso de visitantes cusqueños; luego, en una segunda etapa, se permitirá el ingreso de turistas nacionales; y por último, se permitirá el ingreso de turistas extranjeros.  

Lo que también quedó definido es el aforo autorizado para Machu Picchu, con un total de  675 personas por día, que representa el 30 % del total autorizado en una temporada normal. Estas personas deberán ingresar en grupos conformados por 8 visitantes con un guía y deberán cumplir un distanciamiento social de 1.5 a 2 metros entre personas.

Fuente: Andina