Con el propósito de salvar vidas, ingenieros egresados de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) crearon un ‘brazalete anticontagio’, que emite un sonido de alerta y una vibración cuando las manos se están acercando al rostro para evitar el contacto.

Se sabe que existen dos formas de propagación del coronavirus: una es la cercanía a una persona contagiada (el virus ingresa por las vías respiratorias) y la otra cuando nos llevamos las manos a la cara (trasladamos el virus que está entre nuestros dedos a los ojos, fosas nasales o la boca).

“Según diversos estudios, tocarse la cara es la principal forma de contagio, ya que todos evitamos estar cerca de otras personas —con el distanciamiento social—, pero seguimos tocando objetos como el plástico y el acero, superficies donde el virus puede vivir varios días”, explicó Iván Robles, coordinador del grupo técnico de egresados de la UNI GT-Analytics.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí