El gobernador regional, Ing. Javier Gallegos Barrientos, durante la mesa de trabajo con el flamante jefe del Frente Policial Ica, Coronel PNP Marlon Anticona Julca, anunció que gestiona un lote de pruebas rápidas COVID-19 exclusivas para el personal policial, para descartar que estén contagiados.

La policía junto a los médicos, enfermeras, médicos y otros trabajadores esenciales, son quienes están en la primera línea de batalla para frenar la pandemia.

Ambas autoridades son parte del Comando Ejecutivo Covid-19 y dispusieron que se refuercen el control policial en los bancos, centros de abasto y los principales accesos al centro de la ciudad, para evitar la aglomeración de la gente. Estos lugares son los primeros centros de infección COVID-19.