Un centenar de ciudadanos de otras regiones, entre ellos varios niños, serán regresados a sus ciudades de origen, gracias a las gestiones que realizó esta tarde el gobernador, Ing Javier Gallegos Barrientos, con sus homólogos de Junín, Apurímac y Huancavelica.

Los transeúntes fueron intervenidos el martes por la PNP cuando caminaban desde el sur por la carretera Panamericana, siendo conducidos todos al estadio José Picasso Peratta.

Ellos caminaban desde Caravelí, Arequipa, donde venían laborando en distintas minas que paralizaron sus labores. Hasta Ica llevaban 4 días caminando y pasaron la noche sobre el frío cemento.

La autoridad regional dispuso que la DIRESA les haga el control sanitario. Se les tomó la temperatura y al estar todos normal, se les sometió a la prueba rápida a 10 voluntarios, en vista que fueron las últimas pruebas. Todas resultaron negativas.

El gobernador informó que igual gestión se realiza con los ciudadanos iqueños que están fuera de Ica, a los cuales se les viene empadronando vía web y se evaluará su situación para su traslado por orden de prioridad.