Este mediodía fueron relavados los 300 efectivos de la Fuerza Aérea del Perú qué se encontraban brindando seguridad a la población de Ica desde hace unas semanas ante la emergencia sanitaria que se viene acatando a nivel nacional.

El segundo contingente de militares está conformada por 230 efectivos quiénes de manera inmediata se ponen al servicio de la ciudad para continuar en el trabajo de prevención y hacer cumplir la cuarentena contra el COVID-19.

El Prefecto Regional José Escate, llegó hasta las instalaciones del hotel Real Ica para recibir a la nueva delegación de militares.