Hace algunas semanas escribí sobre las compras directas en estado de emergencia y la peligrosidad que representa al no exigirse el proceso común de la Ley de Contrataciones del Estado. Hablamos de ese riesgo en los tres niveles de gobierno. Lo advertimos.


La salida del ministro del Interior, Carlos Moran, no ha sido por temas personales como citó el premier. Fue por actos de corrupción que alcanzó altas esferas jerárquicas en la institución policial. Destinaron más de 25 millones de soles en la compra de mascarillas, guantes, desinfectantes, mamelucos, implementos de bioseguridad e insumos de limpieza, simulando compras directas en claro perjuicio patrimonial al Estado. Peor aún, en menosprecio a la vida de los efectivos que se encargan del cumplimiento del aislamiento social por la pandemia del coronavirus. Aquellos que están en las calles dando su vida. Aprovecharon las circunstancias para “direccionar” los contratos por 25 millones 585 mil 304 soles otorgados a empresas confabuladas.


Según el informe del Organismo de Control Interno (OCI) de la PNP que depende de la Contraloría, los cuestionados oficiales de la Policía Nacional del Perú, en cuanto a las mascarillas de protección, pidieron cotizaciones a los proveedores Emotion Group Perú y ZY Soluciones Médicas. Con una simple búsqueda en la base de datos de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT) arroja que la primera se dedica a la venta de repuestos y neumáticos para vehículos y la segunda vende al por menor productos farmacéuticos y médicos. No cumplían con el rubro objeto de la compra. La incoherencia entre los productos y los proveedores, advirtió el delito de colusión agravada.

Más de 20 efectivos policiales involucrados están sometidos a investigación por fiscales de Lima, Arequipa, Ayacucho, Puno y Junín, por haber intervenido en adquisiciones de equipamiento y alimentos en beneficio de empresas proveedoras con las que concertaron las adjudicaciones.


Duro golpe. Policías que juraron dar abnegación y patriotismo leal al servicio, hoy se aprovechen de la necesidad y la crisis de Salud para defraudar al Estado en menoscabo de la vida de sus colegas. Felizmente no todos son malos elementos, he visto algunos policías bailando, cantando y hasta apoyando económicamente a personas vulnerables con fin de darle alguna esperanza en estos momentos de angustia. Es lamentable que más de 20 de ellos hayan muerto y más de 2000 estén contagiados. A ellos, les han dado la espalda. Los han traicionado despreciando sus vidas. No solo adquiriendo equipos de protección sin garantías para su protección, sino defraudando al Estado y poniendo en riesgo sus vidas.


La Fiscalía busca identificar a todos involucrados que fraguaron las compras. Se abre la posibilidad que los proveedores que ganaron las millonarias contrataciones tengan algún vínculo familiar con los oficiales comprometidos en las adquisiciones. ¿Será el inicio de algo más sucio dentro del ministerio y las adquisiciones de bienes y servicios?Los malos procesos de contratación y adquisición de material de bioseguridad con irregularidades, agrava la penosa situación que atraviesan los policías en atención a su salud.


Por todo lo mencionado, el Ejecutivo oficializó el nombramiento del general Gastón Rodríguez Limo, como nuevo ministro del Interior. A solo minutos de haber juramentado, era cuestionado por sus vínculos con el caso de Los Intocables Ediles de la Victoria. Como recordamos, el año pasado uno de los colaboradores eficaces lo mencionó como el jefe de la región Lima y la protección que le daba a la organización criminal. Es cierto que no hay sentencia y la investigación está suspendida por la coyuntura actual. Sin embargo, sería conveniente personas probas y sin cuestionamientos para el alto cargo que hoy ostenta.


Luchar contra la corrupción es una batalla constante. Las instituciones competentes tienen la tarea, también nosotros desde nuestras posiciones. Ahora, nos toca seguir unidos en nuestra lucha contra este el agresivo virus. Sé que es complicado y las condiciones de muchos es penoso, desde nuestras posibilidades ayudémonos entre hermanos.
#UnidosSaldremosDeEsta

Lic. Luz Canales Trillo Periodista ColegiadaCPP N° 271