Tres días sin contar con agua potable y poniendo en riesgo su salud, fue lo que indicó Irma Martinez, moradora de Camino Real ubicado en la Residencial La Angostura, quién manifestó sentir indignación porque cumple con el pago del recibo y no ve un óptimo servicio.

Indicó que se comunicó con la EPS EMAPICA, pero no le respondía las llamadas haciendo caso omiso a su reclamo.

Sumado a esta incomodidad, aseguró que en el lugar la presión del agua ha ido disminuyendo hasta no contar con el recurso hídrico en su vivienda.

Por otra parte, un encargado de la EPS Emapica, señaló que dicha zona no corresponde a la institución puesto a que la Residencial La Angostura tiene su propio abastecimiento de agua potable de forma independiente.

En ese sentido, se reitera a la junta directiva de la residencial, darle una pronta solución a los vecinos de Camino Real.