El escurridizo Run Run, que fue capturado el último lunes 8 de noviembre por la Dirección de Medio Ambiente de la Policía Nacional del Perú, con el apoyo del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), permanecerá en el Parque de Las Leyendas; sin embargo, Maribel Sotelo, dueña y madre del adolescente que criaba al animal, lamentó no haberse despedido del zorrito y pidió saber en qué fecha puede ir a visitarlo.

“Tienen que decirme qué día puedo ir a verlo. Lo extrañamos bastante, sobre todo mi hijo que está llorando”, mencionó la mujer, quien se animó a decir en América Noticias que a Run Run le gusta comer hígado y pollo a la brasa.

Asimismo, dijo que “donde vaya, le den su espacio y que esté bien. Los vecinos se han encariñado y van a querer visitarlo. Los residentes se han quedado llorando”.

El último lunes, los especialistas distrajeron al animal silvestre de ocho meses con una bolsa de comida para aplicarle un dardo tranquilizador, lo que permitió su captura.

Mediante la cuenta de Facebook del Parque de Las Leyendas, informaron que el zorrito ahora tiene “una segunda oportunidad”. Además, indicaron que ha sido puesto en cuarentena bajo el cuidado de diversos especialistas.