La secretaria general del SUTUNICA, Julia Benites Huamaní reveló que dos vigilantes de la UNICA fueron enviados a sus casas el jueves 7 de mayo por presentar los síntomas del COVID-19, entre ellos fatiga, dolor de garganta y problemas al respirar.


Los demás vigilantes de la universidad han tenido que quemar las sillas y desinfectar con lejía la caseta donde estuvieron laborando y piden al señor Rector Anselmo Magallanes que vele por el bienestar de los trabajadores.