La Contraloría General identificó deficiencias en el control, almacenamiento y seguridad de los balones de oxígeno medicinal del albergue de pacientes COVID-19 “Miski Wasi” a cargo del Hospital de Apoyo de Nasca “Ricardo Cruzado Rivarola”, lo cual fue comunicado a la entidad para que adopte acciones correctivas que aseguren el logro de los objetivos y la atención oportuna de las personas contagiadas con el Coronavirus.

El informe de Orientación de Oficio N°007-2020-OCI/0659-SOO, advirtió la falta de inventario de balones de oxígeno de propiedad de la entidad y la ausencia de un registro de lo adquirido y donado, lo cual no garantiza la existencia de los bienes, genera riesgo de sustracción o pérdida y podría afectar el control patrimonial y la oportuna atención de pacientes que padecen COVID-19.

También se detectó, que los balones de oxígeno que se encuentran en el albergue COVID “Miski Wasi”, no cuentan con un adecuado almacenamiento y soporte de seguridad, ya que se verificó que tanto en el almacén, como en el área UCI donde están siendo utilizados, no tienen un soporte para evitar su inestabilidad.

Del mismo modo, se observó que en el almacén se encuentran los balones expuestos al contacto con cables eléctricos sin canalización, ubicación inadecuada de tableros eléctricos y sin tapa. Tampoco cuenta con extintores, sistema de seguridad contra incendios ni señaléticas, lo cual pone en riesgo la seguridad del personal de salud y pacientes que acuden al albergue, así como la integridad de los equipos.

El informe de control elaborado por el Órgano de Control Institucional de la Dirección Regional de Salud, en el periodo de 14 al 27 de agosto de 2020 y fue comunicado a la entidad para que adopte las acciones correctivas que corresponda. El informe se encuentra publicado en el Portal Institucional www.contraloria.gob.pe, sección Monitor de control y transparencia COVID-19.