La Contraloría General identificó que el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte Público (OSITRAN) viene efectuando con demora la supervisión del cumplimiento de los Niveles de Servicio y Productividad (niveles mínimos de calidad) del Servicio Estándar que presta el Concesionario en el Terminal Portuario General San Martín, ubicado en Pisco, Ica, lo que podría afectar la calidad del servicio en desmedro de los usuarios y la aplicación oportuna de las penalidades o sanciones que correspondan.

La comisión de control evidenció que OSITRAN se ha tomado plazos de hasta 2 años 5 meses para evaluar la información trimestral que le entregó el Concesionario sobre el cumplimiento de los mencionados Niveles de Servicio, transgrediendo el principio de celeridad que debe regir la actuación del ente regulador y que se encuentra recogida en la normativa aplicable, de manera que sus decisiones, acciones de supervisión, actos y pronunciamientos se efectúen en tiempos razonables.

En el Informe de Control Concurrente N° 010527-2021-CG/APP-SCC, que comprende el período del 30 de marzo al 28 de abril de 2021, se señala que OSITRAN solo ha evaluado la información entregada por el Concesionario correspondiente a 14 trimestres de la etapa de explotación, de un total de 24 trimestres. En tal sentido, OSITRAN tiene pendiente la evaluación de 10 trimestres, pese a que han transcurrido más de 2 años en algunos casos.

Para la etapa de explotación, el Contrato de Concesión del Terminal Portuario General San Martín establece que el concesionario debe operar, administrar y prestar -entre otros- los servicios estándar, que son aquellos servicios portuarios que debe brindar obligatoriamente a todo usuario que lo solicite y que incluye todas las actividades operativas y administrativas necesarias para realizar el embarque o descarga.

De acuerdo al Contrato de Concesión, OSITRAN debe evaluar trimestralmente la información entregada por el Concesionario con el fin de verificar el cumplimiento de los Niveles de Servicio en la prestación del Servicio Estándar y, en caso de incumplimiento, aplicar las penalidades establecidas o las sanciones que correspondan en el marco del Reglamento de Infracciones y Sanciones del ente regulador.

Otras demoras

La Contraloría evidenció, además, que tras la información presentada por el Concesionario, OSITRAN se ha tomado más de 2 años 4 meses en promedio para emitir, en los casos que ameriten, el Informe de Hallazgo que recomienda el inicio del Proceso Administrativo Sancionador (PAS) a la Jefatura de Fiscalización de OSITRAN.

Asimismo, el ente regulador ha empleado plazos de hasta 3 años 9 meses para decidir iniciar el PAS al Concesionario por presuntos incumplimientos en los Niveles de Servicio; y se ha tomado hasta 4 años para sancionarlo por incumplimientos recurrentes, por ejemplo, en el tiempo de entrega de carga fraccionada y carga sólida a granel, así como de contenedores.  

Las situaciones expuestas en el informe de la Contraloría verifican la contravención al principio de celeridad y el criterio de oportunidad regulado en el Reglamento de Incentivos, Infracciones y Sanciones de dicha entidad, así como otras normas aplicables.

Las evidencias expuestas por la comisión de control se derivan de la revisión selectiva efectuada a la información proporcionada por el OSITRAN, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y la Autoridad Portuaria Nacional, así como de la visita de inspección realizada el 16 y 17 de abril de 2021.

El informe de control concurrente fue comunicado -entre otros- a la titular del OSITRAN, con la finalidad que se adopten las medidas correctivas necesarias que permitan superar los riesgos advertidos.

Terminal portuario

El Contrato de Concesión del Terminal Portuario General San Martín se suscribió en julio de 2014 por un período de 30 años, con una inversión total referencial de US$ 131 millones. Las actividades de la concesión comprenden el diseño, construcción, financiamiento, conservación y explotación de los Bienes de la Concesión.

Por su ubicación geográfica, dicho terminal portuario es un competidor natural del puerto del Callao, por lo que desempeñará un papel fundamental para asegurar la competitividad del país.