Como parte del trabajo de fiscalización y control de medidas complementarias a las disposiciones del Gobierno Central, con respecto a las actividades permitidas en las fases de reactivación económica (En Ica, fase 1). La Municipalidad Provincial de Ica, a través de la Sub Gerencia de Desarrollo Económico Local y la Sub Gerencia de Seguridad Ciudadana y Policía Municipal, en calidad de órgano instructor, clausuró de manera temporal, 6 establecimientos comerciales en los interiores del CC. “Plaza del Sol”, por desarrollar actividades comerciales presenciales, sin considerar la fase de reactivación económica, generando aglomeraciones y convirtiéndose en posibles focos de contagios de COVID 19.

Se clausuró de manera temporal por un periodo de 30 días o hasta que se cumpla con el levantamiento de observaciones, los locales de nombre “Bitel”, “Movistar”, “Claro”, “Entel” y “Estilos”, por contravenir a la ordenanza municipal 006-2020-MPI, al desarrollar actividades comerciales o de servicios con giros no aprobados, autorizados o permitidos por el Gobierno Nacional, en la emergencia nacional sanitaria, al evidenciarse en cada una de sus instalaciones, la actividad comercial presencial, exponiendo a trabajadores y clientes a posibles contagios de COVID-19.

Del mismo modo se clausuró el local comercial de nombre “Tai Loy”, ubicado en el mismo Centro Comercial, por no contar o implementar el “Plan de vigilancia, prevención y control de COVID 19”, en sus instalaciones, detallado en la ordenanza municipal 006-2020-MPI, aprobado por el concejo municipal.

Las infracciones evidenciadas en el marco de la citada ordenanza municipal, también incluyen sanciones pecuniarias que van del 30% al 100% de una UIT (Unidad impositiva tributaria).
La Municipalidad Provincial de Ica exhorta a administrados y conductores de establecimientos comerciales, a adecuar sus actividades económicas conforme a las disposiciones del Gobierno Central y exige usar – a aquellas actividades que están permitidas – el comercio electrónico o de únicamente despacho, con el fin de frenar y evitar la propagación del nuevo coronavirus, cuyas estadísticas nos entristecen y afectan de sobremanera.