La

a Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Casma obtuvo cadena perpetua para un padre (30), que abusó de su hija (8).

Se trata de Roger Rosmel Pinto Asencio, quien fue hallado culpable del delito de violación sexual.

El fiscal a cargo del caso, Jorge Agurto Rentería, sustentó las pruebas recabadas en contra del condenado.

La niña reveló que su padre abusó de ella en reiteradas ocasiones desde el 2017, cada vez que le pedía ir a su vivienda, situada en Yaután, para ayudarlo en la venta de juguetes.

Cansada de los constantes abusos, le contó a su mamá lo sucedido, quien realizó la denuncia en la Comisaría de Casma.

Cabe indicar que Pinto Asencio se encuentra recluido en el penal de Cambio Puente cumpliendo prisión preventiva. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí