En una oportuna intervención, los profesionales del Servicio de Medicina Interna, en la especialidad de Cardiología del Hospital “Santa María del Socorro”, lograron salvarle la vida a una paciente de 91 años de edad, al colocarle un marcapasos unicameral.

Con la intervención su corazón, vuelve a latir de forma segura, sus latidos del corazón pasaron de 30 por minuto a 60 latidos por minuto.

La paciente ya se encuentra estable y recuperándose, con la intervención su frecuencia cardíaca esta regularizada, y en los próximos días regresa a casa con sus seres queridos.

Desde la REAPERTURA de los consultorios externos y gracias a las atenciones ambulatorias es el OCTAVO MARCAPASOS permanente que se viene colocando.