Va a ser duro pero no había otro camino. Al tener ya casos autóctonos de coronavirus el Presidente Martín Vizcarra, tenia que tomar medidas radicales.

La inamovilidad de la población en todo el país es la mejor manera para contener el avance del coronavirus más aún si sabemos que los sistema de salud colapsaran con una avalancha de contagiados por este virus. Esta acción nunca antes vista en el país se da para evitar situaciones dramáticas y casi apocalípticas como se ha visto en naciones del primer mundo.

Hasta hace una semana una medida como esta hubiese sido muy criticada por un sector de la población como sucedió en Ica donde el gobernador regional, Javier Gallegos se adelantaba 8 días a lo que es hoy es urgente y necesario, ya no sólo la suspensión de toda reunión pública sino algo más radical, la cuarentena total. Algo que los cánones de lucha ante una pandemia es primordial. El aislamiento de la población.

Ante este panorama tomemos conciencia y demostremosle al mundo que podemos hacer lucha a este virus. Serán 15 días duros porque nuestros rutina de vida sufrirá un cambio radical sin precedentes. Aunque en contextos distintos los peruanos en los últimos cuarenta años hemos pasado por situaciones dramáticas como hiperinflaciones, paquetazos como el de agosto del 90 donde Fujimori en un sólo shock sincero lo precios de los productos. Además vivimos más de una década de terrorismo con un saldo lamentable de 50 mil muertos.

En este lapso de tiempo también tuvimos terremotos e inundaciones. De todas estas situaciones salimos parados o magullados pero logramos ponernos de pie, esta vez no debe de ser la excepción. Colaboremos, seamos solidarios, pongamos de nuestra parte y ayudemos a reducir el número de infectados, es hoy y no mañana porque mañana puede ser demasiado tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí