Se vienen realizando 1500 pruebas rápidas Covid-19 a personas adulto mayor y personas con discapacidad severa en diversas zonas de la ciudad.

En un trabajo conjunto de la Municipalidad Provincial de Ica a cargo de la alcaldesa Emma Mejía Venegas, el Gobierno Regional, el Ministerio de Defensa, la DIRESA y la red de salud de Ica, se viene desarrollando la segunda intervención del Plan Operación Tayta (Operación Territorial de Ayuda para el Tratamiento y Aislamiento frente al COVID-19), realizando 1500 pruebas rápidas de descarte Covid-19 a población vulnerable al virus, como son las personas mayores de 60 años con problemas de comorbilidad y personas con discapacidad.

Asimismo las personas están siendo beneficiadas con tratamiento temprano a los casos positivos; así como, atención médica y abastecimiento de alimentos.

Esta intervención es posible gracias al trabajo de empadronamiento previo ( 420 viviendas empadronadas) por parte la Municipalidad Provincial de Ica, a través de la Gerencia de Desarrollo Social.